Novedades

La Revelación por el Espíritu de Dios

1ª Corintios 2:6-8 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. Más hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria. La Revelación por el Espíritu de Dios.

Conceptos Básicos

Aquí el apóstol Pablo explica el concepto básico en el cual expresa, que la sabiduría de Dios está oculta para el hombre natural. Esto lo vemos claramente en la crucifixión de Cristo, donde la ignorancia jugó el papel más importante. ¿Por qué el apóstol Pablo dice esto? Porque si ellos hubieran sabido que el Señor de gloria era el Hijo de Dios, no lo hubieran crucificado. Pero, era necesario que fuera así, sino no se habría cumplido el propósito de Dios en la vida de Jesús. Vemos claramente, la revelación por el Espíritu de Dios.

No pudieron ver esta verdad revelada, porque el Hijo de Dios fue encubierto por la carne y parecía un hombre normal. La sabiduría humana no pudo apreciar ni diferenciar el haber nacido en un establo y no en un palacio. Vemos que el mismo Jesús les hablaba en parábolas para que no entendieran, y sólo aquellos que lo amaban podían conocer las verdades expresadas por Él.

Condición para Recibir Revelación

Hay una característica muy particular que no permite ver, que esta revelación no la podemos percibir con los sentidos naturales, sino por el Espíritu de Dios quien revela las riquezas de Su gloria a Sus santos. En Efesios 1:17-19 y 3:19, el apóstol Pablo ruega al Padre para que podamos recibir el Espíritu de revelación, el cual nos permitirá conocer el Espíritu de Cristo que sobrepasa todo conocimiento.

Para que el hombre pudiera conocer a Dios, Él tuvo que darnos Su Espíritu; esta es la única y verdadera razón. La respuesta a todo esto la encontramos en el libro de Juan 16:13 que dice: “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir”.

Los humanos en lo natural, se conocen los unos a los otros porque todos tienen un espíritu natural, y no solamente eso, sino también, sentimientos, deseos, anhelos y necesidades comunes. Pero a través de Su Palabra, Dios expone Su Propio corazón. Y estando nuestro corazón expuesto a la Palabra, entonces podemos ver qué hay dentro de nosotros. Este es el resultado de la revelación por medio del Espíritu de Dios.

Clave que Ilumina el Entendimiento

Finalmente, podemos entender que cuando la Espada de Su Palabra nos atraviesa, estamos en capacidad para poder conocer a otros en la medida en que la espada ha penetrado nuestro ser (Lc.2:35). Por eso, Pablo pudo enseñarle las cosas que él había recibido por el Espíritu de revelación. Si quieres una verdadera revelación por el Espíritu anda conforme a ese Espíritu, y vive conforme a Su voluntad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *