Novedades

La Protección de Jehová a los Justos

Salmo 37:23-25 Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, y Él aprueba su camino. Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, porque Jehová sostiene su mano. Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan. “La Protección de Jehová a los Justos”.

Una Verdad Irrefutable

La vida del justo está bajo la especial Protección de Dios, Quien afirma y sostiene sus pasos para que no desmaye ni resbale. Si cayere, al instante le extiende Su mano para levantarlo. 

Realidad en Contexto

No nos estamos refiriendo a caídas en el aspecto moral, o pecados, sino de las situaciones que les puedan sobrevenir a los justos. En cuyos pasos y estilo de vida Dios se complace. Por eso, las pruebas y tentaciones siempre serán pasajeras para él. Pues tiene a su diestra la mano del Omnipotente para levantarle de la situación de postración en la que pueda encontrarse.

Por la experiencia en la larga vida del salmista, él dice que nunca vio justo desamparado ni a su descendencia mendigando pan. Sus necesidades, además de ser pasajeras, no hasta llegar al punto que le faltara lo necesario. Y aún les sobra para prestar a los impíos, como lo declara el verso 21; su descendencia con este es bendecida por Dios y por todos aquellos que serán testigos de su protección divina y providencial.

Testimonio del Salmista

El salmista es un testigo fiel por tantos años de la protección divina sobre el que camina por las sendas de virtud. Por eso, invita a que se aparten del mal, que le atraería alejamiento de su benevolencia. Y exhorta a seguir el camino de la virtud y del bien como una garantía de la aprobación divina, cuyas recompensas serán las bendiciones de todo género. Pero debe de mantenerse en el camino de fidelidad a Dios.

El justo puede habitar por siempre en la tierra de Jehová, la tierra de las promesas divinas, pues Él ama todo lo equitativo que esté conforme al juicio o mandato de la ley. En otro orden, nunca desampara a los fieles, y a los piadosos, que siempre buscan adecuarse hasta el más mínimo detalle a Su voluntad. La cual está expresada en los preceptos de Su Ley. Por eso, siempre verán: “La Protección de Jehová a los Justos”.

Finalmente, el salmista declara en el verso 29: “Los justos poseerán la tierra y morarán en ella para siempre”. Contraria a la suerte de los impíos, los justos serán los verdaderos herederos de la tierra. En ella se establecerán por siempre, sin miedo a perder su heredad. Por eso, el justo por estar en los caminos de Dios, siempre está meditando en la sabiduría, pues “el principio de la sabiduría es el temor de Jehová”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *