Novedades

La Evidente Resurrección de Cristo

Cristo ante la realidad de la Resurrección

Jesús nuevamente trata a sus discípulos el tema de la crucifixión, diciendo que en dos días este evento se iba a llevar a cabo. Simultáneamente, los principales sacerdotes estaban reunidos en la corte del sumo sacerdote, planeado matarlo. La evidente resurrección de Cristo.

Jesús, ya estaba experimentando la traición por parte de personas que Él amaba y con quienes se relacionaba. Vemos en los cuatro evangelios claramente mencionar que, en la última cena, Jesús declaró la traición de Judas, pero también advirtió de que todos se escandalizarían por causa de Él (Zacarías 13:7). A esto, Pedro respondió diciendo que él permanecería fiel al Señor, aunque los otros discípulos lo abandonaran. Pero Jesús le responde que él lo negaría tres veces antes de que el gallo cantara (Lc.22:31-32).

Promesa del Espíritu Santo

Jesús en Juan 14:15-26, les hace la promesa de que otro Consolador (El Espíritu Santo) estará asistiéndoles después de Su partida. Cuya función será la de convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio. Él los guiará a toda verdad, les mostrará las cosas venideras, glorificará al Señor Jesucristo y les revelará las cosas de Él, dándoles una clara visión de los secretos del Señor. La evidente resurrección de Cristo.

La resurrección verdadera de Cristo

El poder guardador del Padre y del Hijo lo vemos claramente en la oración sacerdotal de Jesús en la que pide: “Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son” (Juan 17:9).

Jesús intercede por sus discípulos

Después el Señor ora para que Sus discípulos puedan ser perfeccionados a través de Jesús morando en ellos y el Padre morando en Jesús. Esta sin lugar a dudas, es la verdadera perfección de la unidad; que Trinidad more en los santos en una plenitud que no tenga ningún limité.

Anuncio de Su Retorno

Jesús en su última aparición, luego de haber resucitado; abrió el entendimiento de Sus discípulos con respecto a Su muerte y a Su resurrección. Y al anuncio de Su retorno por los dos ángeles que les dijeron: “Varones galileos, ¿Por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:9-11).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *