Novedades

Jehová es Mi Pastor

En el Salmo 23:1 David hace una declaración categórica: “Jehová es mi pastor y nada mi faltará. En este bello poema idílico, el salmista juega con dos símiles alegóricos: a) el buen pastor (1-4); b) el padre de familias, que hace gala de espléndida y generosa hospitalidad. Bajo estos símiles, el salmista expresa la confianza ciega del justo en la providencia solícita de su Dios. Nada le puede turbar.

Pero David declara en el Salmo 121:2 “Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra”. Pero él, a pesar de estar permanentemente expuesto al peligro y a situaciones de dificultad, tenía la plena certeza de que Dios siempre guardaría de su vida.

Por eso, con toda propiedad también proclamó lo que dice el Salmo 121:7-8: “Jehová te guardará de toda mal; Él guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.

Ante toda situación de amenaza que puedan atentar contra nuestras vidas, entiéndase: crisis económica, medioambiental, guerras, fenómenos naturales, sociales, pandemias o de cualquier índole, Dios tiene una promesa de protección.

Pero, para poder ser participes de esa cobertura, debemos tener una relación de amistad íntima con Él. Y lo declara en Su Palabra cuando dice en Santiago 4:8 “Acercaos a Dios, y Él se acercará a ustedes”.

Ante el peligro de muerte que el coronavirus como una de las peores pandemias está tocando las puertas de las naciones, él salmista David nos dice según el Salmo 23a): “Aunque ande en valle de sombra de muerte; no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo”. Pon tu confianza en Jehová para que Él sea tu buen Pastor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *