Novedades

Habrá Gran Tribulación…

La gran Advertencia

Dice Mateo “24:21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá”. Habrá gran tribulación.

Cuando hablamos de tribulación, nos estamos refiriendo a: Adversidad, aflicción, calamidad, padecimiento o sufrimiento. Todos estos efectos, el mundo lo está experimentando en estos momentos. Es un estado que ha traído pánico y horror a todos los humanos en todos los países y naciones.

Colapso Mundial

Todos los sistemas de salud en las principales naciones desarrolladas han colapsado. El personal médico, de enfermería, el personal de apoyo, los hospitales y centros preparados para enfrentar esta pandemia, han sido insuficientes. La mortandad abunda por doquier, las funerarias no pueden enfrentar esta fatalidad y los cementerios no tienen la capacidad para enterrar a tantas y tantas personas.

Este es el drama de tragedia global que nos ha tocado vivir. Vemos a los principales gobernantes de las grandes naciones enfrentar uno de los peores escenarios, sino el peor hasta ahora registrado después de la Segunda Guerra Mundial. Y la pregunta oportuna es, ¿Quién podrá defendernos?

Jesús responde a sus discípulos

El Señor Jesús en el libro de Mateo, da una respuesta a sus discípulos con relación a una preocupación que ellos le habían externado, pero Él inicia una magistral ponencia donde les advierte de las cosas que iban a suceder como señales del fin del mundo. Por eso en Mateo 24:7-8 nos dice: “Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores”.

Panorama Mundial actual

Este panorama que estamos viviendo, nos es más que la antesala de una serie de eventos que han de ocurrir conforme a la profecía no solo de Jesús, sino, del Profeta de Daniel y el Apóstol Juan en los libros de Daniel y Apocalipsis respectivamente. Todos los eventos que están y los que han de ocurrir, definen la necesidad de un “Nuevo Orden Mundial”, donde será imperante la elección de un líder mundial, una sola moneda y un solo gobierno que controle todas las actividades de todas las naciones.

La Gran Tribulación 

Estos dolores no son más que el principio de una “Gran tribulación” anunciada por Jesús en los evangelios. Si miramos el mundo, ciertamente, todos los eventos ocurridos señalan lo que el Señor Jesús en su último discurso dado a sus discípulos en el monte de los Olivos declaró.

Es una advertencia para que nos preparemos para Su Venida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *