Novedades

El Mundo Envuelto en Su Peor Pesadilla

Parece como si hubiéramos despertado en medio de la peor pesadilla que nos ha tocado vivir. Quién nos iba a decir que estaríamos encerrados en cuatro paredes mirando expectantes todo lo que está ocurriendo en todas las partes del mundo. Quién nos iba a decir que China la nación que había impresionado al mundo con sus avances en todas las áreas y con un índice de crecimiento sostenido, sería el foco de infección y de la propagación de este Coronavirus.

Los muertos no se pueden contar, las listas son innumerables; y sabemos que son más de lo que en realidad publican. En España, Italia, Estados Unidos entre otras, las imágenes de lo que está sucediendo está produciendo un chok en todo el mundo.  El mapa mundial del coronavirus nos dice que hay ya más de 660,000 casos y más de 30,000 muertos en 193 países.

Esa es una de las “Peores Pesadillas que el Mundo está viviendo”. Cuanta impotencia ante tantas personas que mueren diariamente. Esta enfermedad no respeta reyes, generales, celebridades, funcionarios, empresarios, hombres de negocios, influyentes, políticos, senadores y científicos.

Cuando el hombre actúa de espaldas a Dios y se olvida de Su Ley Divina, tiene que pagar las consecuencias de sus decisiones. Por eso Isaías 30:15-16 nos dice: “Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. Y no quisisteis, sino que dijisteis: No, antes huiremos en caballos; por tanto, vosotros huiréis. Sobre corceles veloces cabalgaremos; por tanto, serán veloces vuestros perseguidores”.

Si nos humillamos y buscamos el rostro de Dios, y nos arrepentimos; entonces, Dios oirá nuestro clamor y sanará nuestra tierra. Si unimos fuerzas haciendo lo que Dios ha dicho que hagamos, saldremos de esta y de cualquier crisis que venga porque Dios está de nuestra parte.

Pero Dios en Su misericordia nos dice en Isaías 41:10 y 13 “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo Soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de Mi justicia. Porque Yo Jehová Soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, Yo te ayudo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *