Reflexiones

Cristo es el Rey de los Judíos

Cristo es el Rey de los judíos 2

El Mesías del judaísmo (Mashíaj o Moshíaj), tradicionalmente hace referencia a un futuro líder, un rey judío proveniente de la línea davídica (es decir, un descendiente directo del David bíblico), quien será ungido y por consiguiente el ungido del pueblo de Israel, e investido para gobernar tanto al pueblo judío como al resto de la humanidad. Conocido como el último de los dos mesías esperados por el judaísmo, que estaría involucrado en la liberación del pueblo judío del exilio diaspórico y ello daría paso a la tan esperada Era Mesiánica, donde todas las naciones reconocen al Dios de Israel como soberano y reinan la paz y la justicia. El presente expositivo explica como el Evangelio de Mateo retrata a Cristo como el Rey de los judíos. Desarrolla acerca de la audiencia a la que se escribió este Evangelio, trata algunos puntos clave que solamente se exponen aquí, así como otras verdades en el Evangelio de Mateo que revelan que Jesús es el Mesías y el Rey de los Judíos. Cristo es el Rey de los judíos.

Audiencia de Mateo

            La audiencia a quien se dirigía Mateo eran sus compatriotas judíos, muchos de los cuales especialmente los fariseos y saduceos tercamente se rehusaron a aceptar a Jesús como Su Mesías. A pesar de siglos de haber leído y estudiado el Antiguo Testamento, sus ojos estaban ciegos a la verdad de quién era Jesús. Jesús mismo les reprocha la dureza de sus corazones y su negativa a reconocer a Aquel que supuestamente ellos habían estado esperando (Jn.5:38-40). Ellos querían a un Mesías bajo sus propios términos, uno que cumpliera sus propios deseos e hiciera lo que ellos querían que Él hiciera. Debido a que fue escrito para los judíos, Mateo se empeñó en demostrar que Jesús era el Mesías prometido. Para cada judío era básico y fundamental saber si era posible trazar la genealogía de Jesús hasta llegar a David, y su énfasis en el cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento, que los judíos encontraban muy significativo;    por esta razón, Mateo lo presenta como “hijo de David, hijo de Abraham” (Ro.1:2).


Revelación de Mateo acerca de Jesús

            Mateo presenta a Jesús como el león, el rey de las bestias, y lo revela como el Rey de los Judíos. Es llamado el Evangelio didáctico o de enseñanza, y es abundante en las enseñanzas de Jesús. Sus tres enseñanzas más conocidas son el Sermón del Monte, Las Siete Parábolas del Reino, y las enseñanzas del Reino Venidero incluidas en el Monte de los Olivos. Mateo fue un cobrador de impuesto contratado por la fuerza de ocupación romana. Fue mientras estaba sentado en la oficina de los tributos cerca de Capernaúm, sobre la gran Ruta del Oeste que iba a Damasco hasta el Mediterráneo, que Jesús lo llamó. Marco lo llamó “Leví”, hijo de Alfeo (Mr.2:13-17). Debido a su profesión, Mateo aportó cualidades que otros no tenían al círculo de apóstoles. Pero en su propio evangelio el usa el nombre de Mateo, que significa “don de Dios”. Utiliza términos familiares de un contador, y como experto en finanzas, estaba capacitado para recolectar material y ordenarlo. Por esto él reúne más enseñanzas de Jesús, poniéndolos bajo encabezamientos.

            Mateo divide las generaciones desde Abraham hasta Cristo en tres grupos de catorce, haciendo un total de cuarenta y dos. 14 De Abraham hasta David, 14 de David hasta el exilio babilónico y 14 desde el exilio babilónico hasta Cristo (Mt.1:17). Catorce se obtiene de multiplicar 2 por 7. En la Biblia, el número “dos” significa testimonio y el “siete” significa perfección espiritual. El número “tres” significa divinidad, relacionado con la Trinidad. Las tres divisiones por14 generaciones significan “el testimonio de la perfección espiritual divina”.  Hay un total de 62 generaciones desde Adán hasta Cristo. 


Mateo Confirma la descendencia del Rey de los judíos

            Mateo inicia su estudio nombrando los primeros tres patriarcas de la nación: Abraham, Isaac, y Jacob. En Isaac le será llamada descendencia (Gn.21:12). Siguiendo la secuencia, Mateo posteriormente menciona a Jacob. Luego de Jacob sigue Judá. Jesús descendía de Judá. Quien tenía la promesa y el derecho al trono era el cuarto hijo de Jacob, Judá (Gn.49:10). En Mt.1:3 vemos la genealogía de Judá: Tuvo gemelos de Tamar: Fares y Zara (Gn.38:27-30; Rut.4:12).       

            En Mt.1:5 Mateo menciona los ancestros más cercanos de David entre los que menciona a Rahab la ramera. Pero esta misma Rahab es mencionada también el He.11:31 entre los héroes de la fe; lo vemos en también en Stg.2:25. Luego se casó con un buen hombre llamado Salmón, por eso entró en la genealogía del Mesías. De esta unión salió su primogénito hijo que le llamaron Booz. Este fue el esposo de Rut cuya historia es narrada en el libro de Rut, y que se desarrolla en el período de los jueces. De esta unión nació Obed, quien fue el abuelo del rey David. Nos llama la atención que en la línea mesiánica aparecen dos mujeres gentiles, ellas son: Rahab y Rut la moabita. Cristo es el Rey de los judíos.

La importancia de David en la genealogía

            De ahí viene la importancia en mencionar a David en la genealogía de Cristo, porque esto confirma que Jesús era verdaderamente el Hijo de David y que tenía un legítimo y auténtico derecho hereditario para reclamar el trono de Israel. Jesús pudo verdaderamente ser llamado “El Rey de los Judíos”. Mateo tiene unas 129 referencias del Antiguo Testamento, profecías mesiánicas que relacionó con la vida y ministerio de Jesús, y mostrando como fueron cumplidas en Él. Usa el termino reino de los cielos unas 30 veces. Esta es una expresión única de Mateo. Mateo usa la expresión el Hijo de David unas 10 veces.  Mateo es el único evangelio en hacer referencia a la casa de Israel.

            Mt.2:1: “Cuando Jesús nació en Belén…”. La razón por la que Mateo menciona Belén es que todo judío sabía que era Belén donde el Mesías nacería (Mt.5:2). En el versículo 2 los magos preguntaron: “¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido?” Mateo incluye esto en su narración porque presenta a Jesús como el rey de los judíos. Él no era solamente un Salvador, sino un Rey. No solamente era un Rey, sino también la Deidad. Solamente la Deidad es digna de ser adorada. En el versículo 11, cuando vieron al Niño con Su madre María, se postraron y lo adoraron, no los adoraron. María no fue adorada. Solamente Dios puede ser adorado. Los regalos que le llevaron tenían significado profético. El oro habla de la naturaleza divina, el incienso de sufrimiento y la mirra de muerte. Estos regalos representaban a la deidad que debía sufrir y morir.

Jesús ante Pilato

            La causa escrita por Pilato: “Rey de los Judíos” (Mt.27:37; Mr.15:26; Lc.23:38; Jn.19:19-22). “Entonces Pilato volvió a entrar en el pretorio, y llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Jesús le respondió: ¿Dices tú esto por ti mismo, o te lo han dicho otros de mí?” (Jn.18:33-34). Jesús sabía que los judíos habían puestos esas palabras en la boca de Pilato. También, cuando enumeraron muchos de los otros cargos de los principales sacerdotes, Jesús no contestó nada, de manera que Pilato se maravillaba mucho del control y la paz que mostraba (Mt. 27:11-14; Mc.15:3-5).


           Los líderes religiosos se llenaron de envidia

           Comprendía plenamente que los líderes religiosos le habían entregado a Jesús por envidia (Mt. 27:18; Mc. 15:10). Como era costumbre soltar a un prisionero durante la fiesta, Pilato les preguntó: “¿Queréis, pues, que os suelte al Rey de los judíos?” (Jn.18:39). La congregación podía elegir entre Jesús y un prisionero famoso llamado Barrabás (Mt. 27:16-17). Pilato no tenía ningún derecho de permitir que la gente eligiera. Él sabía que Cristo era un hombre inocente y estaba obligado a protegerlo.

            Barrabás el criminal fue soltado, pero Jesús fue condenado. Después de azotarlo, Pilato entregó a Jesús a sus soldados para que se lo llevasen y lo crucificasen. Primero lo desnudaron y lo vistieron de púrpura. El púrpura es el color de la realeza. Mateo dice que pusieron sobre Él un manto de escarlata. El escarlata es el color del sacerdote. Jesús era a la vez rey y sacerdote. Para burlarse más de Él, clavaron una corona de espinas en Su cabeza y dijeron: “Salve, Rey de los judíos”. Los espinos son un resultado de la caída. Cristo estaba llevando la maldición del pecado por nosotros. El Padre había echado sobre Él la iniquidad de todos nosotros (Is.53:6). Cristo es el Rey de los judíos.

El retrato del Evangélio de Mateo

            También colocaron una caña en Su mano derecha, simbolizando el cetro de autoridad que un rey poseía. Ellos se arrodillaron como si estuviesen adorando al Rey de los judíos. Entonces los soldados le quitaron la caña de Su mano y se la rompieron en la cabeza, y le escupieron en la cara (Mt. 27:27-30). La inscripción colocada sobre la cabeza de Jesús en la cruz estaba en tres idiomas diferentes: griego, latín y hebreo. Los cuatro evangelistas incluyen REY DE LOS JUDÍOS. Poniendo los cuatro juntos diría: “Éste es Jesús nazareno, el Rey de los judíos”. Era costumbre que se escribiese el delito de cada criminal encima de Su cabeza, pero Pilato no podía hacer ningún cargo contra Jesús. Los judíos querían que Pilato lo cambiase por una burla, pero éste rehusó (Jn.19:21-22). Cristo es el Rey de los judíos.

            En conclusión, el Evangelio de Mateo retrata a Cristo como el Rey de los Judíos, y revela que Jesús es el Mesías y el Rey de los judíos. Mateo escribe su Evangelio a los judíos. Él es judío, y traza el linaje de Cristo hasta Abraham, pasando por David (1:1). Principalmente, Cristo vino a establecer un reino interno y espiritual en las vidas de las personas. Los principios para la vida del reino quedaron plasmados en este Sermón del Monte. Este reino espiritual que Cristo vino a establecer es una realidad interior de justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo (Ro.14:17). Al final, habrá un reino físico traído a la Tierra: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”. Esto sucederá en el tiempo del Milenio, pero empieza en el corazón.

 

Bibliografía

Biblia de referencia Thompson. Versión Reina Valera Revisión de 1960.

Editorial Vida. USA: Miami, Florida.  1987.

Nueva Concordancia Strong Exhaustiva.   Versión Editada en agosto de 2003.

© 2002 Editorial Caribe, Inc. Una división de Thomas Nelson, Inc.

 Nashville, TN—Miami, FL, EE.UU.

 Rick Meyers.  E-Sword.  Versión 10.0.1 Copyright 2013

 La Santa Biblia Antigua.   Versión Reina Valera de 1960

Sociedades Bíblicas Unida

Vine Diccionario Expositivo

© 1999 Editorial Caribe, Inc. Una división de Thomas Nelson, Inc.

 Nashville, TN—Miami, FL, EE.UU.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *